El Congreso de los Diputados aprueba la eliminación de la palabra «disminuidos» del artículo 49 de la Constitución sustituyéndola por el término de personas con discapacidad, una reivindicación histórica del sector.

Este cambio supone un gran avance, ya que el lenguaje refleja una forma de entender la realidad actual de nuestra sociedad. La palabra «disminuido» era ofensiva.

El término personas con discapacidad respeta más la dignidad del colectivo. Una mejora identitaria que nos permite seguir trabajando por una sociedad más justa y socialmente responsable