Este San Juan la fiesta en nuestro hogar-residencia no paró ni un momento. Los usuarios y usuarias disfrutaron de una verbena muy divertida con petardos, bengalas, coca, música, juerga y jeringuilla. Todos los ingredientes que necesitaban para pasar una gran velada en buena compañía.

Ante todo, una cena en familia en el patio de casa y después, compartir un rato con los vecinos y vecinas del pueblo, buscando las relaciones con la comunidad que nos acoge para compartir juntos un buen momento de diversión.

Muchas gracias por su compañía.