llorens

El passat cap de setmana el Xavier Llorens ens va deixar. El Xavier era un dels treballadors més antics i estimats de Mas Albornà i era amb nosaltres des dels 16 anys. Actualment ja estava jubila i vivia a la llar residència.

Enyorarem sempre el seu sentit de l’humor.

Us deixem amb aquesta és la poesia escrita i dedicada per la seva tieta.

Un día de primavera
Cuando explosiona la luz
Y brillan más los colores,
Una persona especial
Es llevada entre algodones
Hasta la misma presencia
Del que ve los corazones.

Niño grande en estatura
Pero niño al fin i al cabo,
Sus gestos lo delataban
Cuando mostraba su mano:
Pulgar arriba… aprobado!
Pulgar hacia abajo…
Hay que seguir mejorando.

Amante de la familia,
En el Trabajo, esforzado,
Sensible en su capacidad,
Sincero en sus comentarios.

A su lado dos mujeres
Que en su vida se le han marcado.
Su madre que luchó por integrarlo
Como una madre coraje
Cuando todo era contrario.
Su hermana que cogió el testigo
Hace ya bastantes años
Cuidando, luchando, educando, orando.

Lucha que llega a su fin.
Tiempo ya determinado
Por el autor de la vida
Que a todos nos lo ha creado.

Sea el señor el que dé
La paz por este desgarro.
Sea el consuelo el saber
Lo mucho que habéis orado.

Y Dios en su gran saber
Nos deja este comentario:
Dejad a todos los niños
Que vengan a mi regazo.
No se lo impidáis,
Que hay un reino preparado.

Sea, pues, esta palabra
Que ha sido de sus labios
La fuerza para seguir,
La fuerza para recordarlo.

Loli Duque

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *